sábado, 10 de abril de 2010

Respuesta a una carta de amor...



Querida mamá de verdad...

Digo de verdad, porque eres quién siempre ha cuidado de mi. Quién me conoce cuando algo me molesta o me hace feliz... Quien se acuerda del té de bosta de vaca para curar el sarampión, o la tragedia griega de mi amada lagartija... Porque eres tú quien siempre intercedió (y aun intercedes) por las causas en las que tenía razón o no... Porque eras tú quién cancelaba algún plan si yo tenía examen, o nos veníamos antes de las vacaciones...
Yo te amo. Con el amor más puro que existe. Un amor que supera la mera consanguinidad, pues fueron Dios y la causalidad los que nos encontraron, y no un cordón umbilical en un saquito acuoso. En alguna medida, hay una sensación de agradecimiento, por haber estado siempre que te necesitaba y que te he necesitado, de todas las formas posibles. Pero no es un agradecimiento común, como quién nos echa una mano en alguna actividad, o un agradecimiento compasivo de "gracias por no dejarme morir". Es un agradecimiento altruista; pues en la medida que mi bienestar fue más importante que el tuyo, en mi pasó lo mismo con respecto hacia ti. Mi interés por tu bienestar se volvió una divina prioridad que no pesa ni opaca nada, simplemente remamos en el mismo sentido.
Una suerte inmensurable ha sido conocer a mi mamá biológica... y conocer sus razones. Me enseñaste que no venimos a este mundo a juzgar ni a ser juzgados, y lo aprendí bien. Su transparente y honesta revelación me dijo desde el primer momento que no había otro camino! Al menos en su momento no lo hubo... y simplemente hizo lo que le pareció más sensato. Su camino no ha sido fácil, pero al menos todos tenemos la consciencia tranquila. Yo no la culpo y ella sabe que no fue una mala elección. Es quizás la decisión más dura a la que se enfrenta una madre; decidir que otra persona puede ser mejor que ella para cuidar a sus propios hijos y entregárselos a ciegas…
Hacia ella siento un profundo agradecimiento: le agradezco el darme la oportunidad de nacer y el dejarme en tus amorosas manos que bien me han querido todos estos años. Y para ti, mi mamá de verdad, pues todo! TODO es la mejor palabra que describe lo que siento hacia ti.
Te amo.

1 comentario:

Esencialmente dijo...

Treme, me dejaste llorando como una bebe. Soy Ira, la mama adoptiva del Chino. Le ruego a Dios que mi enano pueda un dia aceptar su abandono con la sencillez que se desprende de este post. Y egoistamente deseo que dentro de su corazon baya respecto de mi ese TODO. Porque asi entendera lo TODO que el significa para mi. Bravo por este post, bravo por esa fuerte Treme que pudo escribirlo, BRAVO Treme porque Dios te cargo usando las manos de tu mama de verdad. Un inmenso honor que hayas leido y comentado mi carta.

y tu eres el número:

Term of Use