viernes, 3 de agosto de 2012

Adios, Nelson

Nelson vivió conmigo casi 12 años... Llegó a mi casa un 8 de diciembre midiendo unos 3 centímetros escasamente. Llegó con una compañera, Virginia.
No sé como hice para diferenciarlas, pero yo siempre supe quién era Nelson. El que chillaba para no dormir en la oscuridad, era Nelson. El escapista, era Nelson. El que se enrredó en la persiana y casi se ahorca, era Nelson. Pero mi favorito, también era Nelson.
El año pasado, mientras viajaba, se murió Virginia. Para mi fue meramente informatico, Muñeca, la echó por el bajante.
Esta vez, la historia es diferente. Nelson se mudó conmigo al nuevo apartamento, y guapeó 4 meses el clima dificil de Narnia. Pero esta mañana, perdió esa lucha. "Vamos a botarlo, Custa" Dijo Muñeca! Esta si es arrecha!!!! Nelson, a pesar de ser una mascota, era más querida por mi que MUCHOS seres humanos. Era mejor compañía. Era mejor en muchas cosas. Pero hoy le tocó irse.
Lo siento, me tuve que poner peluca: "Nelson se entierra y punto! No es un coroto que se dañó" Supongo que esta vez vio que no estaba jugando, porque me dejó tranquila y pude enterrar a mi querida tortuguita.
Descansa en paz amiguita... y perdóname todo lo malo que te haya hecho!

1 comentario:

moni dijo...

Claro que una mascota no es un coroto, he tenido tortugas, gatos y periquitos y he llorado por cada uno que se ha muerto, entiendo perfectamente lo que sentiste por la perdida de Nelson.

y tu eres el número:

Term of Use