miércoles, 20 de agosto de 2008

Las ricachonas



El fin de semana me invitaron a un baby shower. I really hate those events! El bendito juego de probar las compotas, ponerse los pañales, adivinar que día concibieron a futuro newborn... por Dios! ¿No podemos reproducirnos sin tanta ridiculez?

El caso es que me tocó ir, porque la verdad la quejadera posterior es muy superior al show.... perdon shower. Pero llegué tarde. Ultimamente me cuesta muchísimo llegar temprano a cualquier lugar, aunque lo planifique.

Cuando llegue al baby shower con una amiga (siempre habrá una amiga solidaria que nos acompañe en estos suplicios) estaban en plena repartición de la merienda; todo el mundo plato en mano, copa en la otra... Y como las mujeres juran que ese es el tipo de "unidad" que salvará este país, nos tocó sentarnos en la mesa de la abuela paterna y sus parientes.

Cuando nos instalamos la conversación empezó por lo malas que estan hoy día las empleadas domésticas... nada que no oigas en la casa de cualquier vecino. Que si cobran mucho, que no quieren hacer nada, que se quejan de todo... muy x.

Pero la conversación se puso buena después, cuando a colación del servicio doméstico una de las señoras dice "yo tengo cinco empleados en mi casa, todos con sueldo mínimo. Hasta he jubilado dos". Un momento, ¿qué tamaño tiene la casa de esta señora? y la doña continuó su relato:

"pues si, mi cocina es mas grande que esta terraza, pero entiendan, ahi comen los obreros de la casa de mi hermana, de la casa de mi primo... es que Dios me da por todo lo que yo doy. Las 750 hallacas que hago para la fiesta navideña de los viejitos, esos viejitos me adoran! Y yo les compro regalos con dinero de mi propio peculio... Hasta Reinaldo Armas ha cantado gratis en la fiesta, sólo me cobra un desayuno". En este punto mi amiga y yo pensamos que nos habíamos coleado en una casa del Country ante semejantes historias. Pero la mejor parte llegó cuando la doña dijo:

"y cuando vengo a Caracas recojo la ropa usada de los ricachones, la busco en sus casas y se las llevo a los viejitos" ¿Alguien me puede explicar qué es un "ricachon" para esta señora? O ella no ha abandonado el cuaderno Caribe para contar sus activos, o yo estoy a 10 centimetros de vivir en alguna de las casas de indigentes que ayuda la doña. Espero que me toque algo chic de la colecta que hace donde los "ricachones".

2 comentarios:

Carito dijo...

Jajajaja dear! lo leí y me acordé de la doña y sus historias de ricos y famosos! ... Ahora me quedo con la gran curiosidad de cómo son los ricachones o quiénes son los ricachones a los que ella se refería!

Maga dijo...

Jajaja demasiado.... me imagino la escena... memorable. Espero que cuando me toque a mi ( si es que me toca) no sea tan aburrida... se que mis amigas no dejaran que sea asi!

y tu eres el número:

Term of Use