martes, 17 de febrero de 2009

¿Cuanto cuesta el pasaje a Miami?

¡No me importa! Asi es. No me voy a ir. No porque hayamos perdido. Puedo irme por otras causas, pero no huyendo. Si David le hubiese huido a Goliat, o el rey Leonidas a los persas... La historia ha demostrado repetidas veces, que caerse no es perder la guerra. No levantarse, sí lo es.
Puedes levantarte buscando precios de pasajes para morir en la Yuma, o esconderte bajo la tierra, pero ninguna de las dos es solución. Nadie que vea que le estan invadiendo su casa recoge las cosas y deja la casa sola. Venezuela es nuestra casa, ¿cómo se la vamos a dejar en bandeja de plata? Eso es lo que le diremos a nuestros hijos mañana: "si hijo, era un pais bello pero yo lo abandoné". ¿Qué clase de personas abandonan lo que consideran suyo?
No voy a negar que perder no le gusta a nadie, y que durante los últimos diez años hemos llevado mucho palo... pero hemos aprendido. Quizas no lo suficiente, pero hemos aprendido. Probablemente la lección más valiosa (y esa la aprendimos el 23 de noviembre de 2008) es que solamente juntos podemos salir de esta pesadilla. Que mientras estemos divididos hay socialismo para rato.
¿Que cada quien tiene aun el derecho a elegir si se va o se queda? Es cierto. Pero es muy cómodo armar la petaca, ver los toros desde la barrera y esperar a que otros bolsas si hagan su trabajo de ciudadanos para regresar a la "patria libre". Despierten. Si alguien quiere patria libre debe lucharla. Y no en Cambridge o en Los Pirineos. Right here, right now.

4 comentarios:

Extranjera dijo...

Bueno yo estoy lejos así que no se que decir, pero me parece bellísimo que pienses así. Yo no me fui por Chavez, me fui para aprender, pero tengo clarísimo cuál es mi país. Y ahora que estoy lejos, más.
Un abrazo

Kecón dijo...

No puedes tener mas razon...!

Manuela Zárate dijo...

Así es!!! Aquí nos tenemos que quedar, porque además lo vale. Este país tendrá muchas cosas, pero no hay otro igual. Te lo digo yo que he vagado por el mundo...

El Bicho dijo...

Pero bueno, tampoco las cosas son así, emigrar no es una decisión fácil y es mucho lo que uno se juega cuando lo hace, amigos y familia lejos, por ejemplo y muuuuchas cosas que uno no valora como es debido hasta que no está en la situación

y tu eres el número:

Term of Use