viernes, 3 de octubre de 2008

Menudo Reencuentro


Han pasado como 27 años de cuanto la maestra del kinder le decía a mi mamá: "señora, no le hable de Menudo a la niña..." mi mamá respondía: "yo no le hablo, ella todo lo busca sola". Y era verdad. Con 4 años yo prendía mi TV para anclarme frente al aparato y alienarme con las lycras azul eléctrico y el "quiero seeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeer el amigo que recorre tu caminooooooooooooooo"… De cuando le caía a luncherazos (termo incluido) a cualquier niñita que osara decir en el kinder que Xavier era su novio; porque él era sólo mio aunque no lo supiera…Qué tiempos aquellos.
Ayer, después de chorrocientos reencuentros (porque estos señores le copiaron la receta a Ilan Chester y se despiden cada dos años desde 1998), finalmente me tocó mi momento de verlos en vivo. Técnicamente, es inefable la sensación. Aquel mujerero cuarentón, unas treintonas coleadas como yo y como diez maridos con cara de cita en el ginecólogo suspiraban, coreaban, gritaban, bailaban… un ataque de menuditis!
Esto, sin mencionar la capacidad de cariño incondicional que tenemos las mujeres: “mira lo que bello, si esta igualito” Cuando el pobre hombre es un gordo que tiene que nebulizarse cada media canción. Ahí, felices todas, disfrutando de canas, lipas, arrugas… porque en cierta medida es el paso inexorable del tiempo que también nos ha alcanzado en diferentes medidas a todas. Muchas ya son mamás y estaban con sus hijos y sus esposos, algunas solas pero en bandada porque es una girly activity, otras simplemente ya no tenemos las piernas de porcelana, y el botox se empieza a reír con nosotras… pero el espíritu es el mismo. Aun mantenemos la capacidad de sonreír y de bailar la misma coreografía que bailábamos hace 27 años!
Y es que creo, que de eso se trata una buena parte del camino: de mirar atrás con alegría, y ver con cariño las cosas buenas que vivimos y que eventualmente recordamos en vivo; pero que definitivamente pertenecen a un baúl de recuerdos en el que ya no cabemos sino de visita.
Fue hermoso. Agradable. Energizante. Fue maravilloso volver a pasear en la moto de René, cambiar las pilas con Ricky y a bañarse en la piscina de espagueti de Ray.
Que viva la Menuditis y sus Reencuentros.

2 comentarios:

Extranjera dijo...

Sabías que Xavier es economista, vive en Washington y está especializado en finazas personales. A mi me dio un curso de periodismo finanaciero. Después de medio dia, otro de los periodistas se dio cuenta y lo buscó en Youtube. Le pedimos que cantara pero no quiso.
Saludos!

Doña Treme dijo...

Sabes,como yo soy muy curiosa ya habia hasta llegado a su página web. Gracias igual por la info. Lo que me darabia es que no acepte su pasado de gloria; porque si el show business le molestara tanto no habría tratado de ser salsero. Uno carga lo que carga en la mochila y punto... como haber sido un menudo.

y tu eres el número:

Term of Use